Urdax

Urdax o Urdazubi (en euskera) es una pequeña localidad pirenaica situada en la Comunidad Foral de Navarra, limítrofe con Francia, el valle de Baztan y muy cerca de Pamplona.

Villa medieval con viviendas con grandes balcones e impactantes escudos de armas. Otros encantos son el monasterio medieval de San Salvador convertido hoy en día en la iglesia parroquial, un antiguo molino y diversos puentes medievales de piedra sobre el rio Ugarana.

La población se distribuye entre el núcleo y siete barrios diferentes: Alkerdi, Landibar, Leorlas, Tejería, Iribere, Larrainta y Dantxarinea.

Hotel Muskilda os resume qué visitar en Urdax y sus alrededores como los ejemplos que se desciben a continuación, pero sin lugar a dudas, nuestro mayor consejo es “perderse” por este maravilloso paraje.

  • Cuevas de Ikaburu Cuevas de Ikaburu

  • Molino de Urdazubi/Urdax Molino de Urdazubi/Urdax

  • Sendero de las cuevas Sendero de las cuevas

  • Amaiur/Maya Amaiur/Maya

  • Erratzu Erratzu Foto: Euskalduna

ZUGARRAMURDI

 

A pocos kilómetros de Francia y Pamplona, en pleno valle de Baztan, se encuentra una pequeña villa llamada Zugarramurdi. Como dice el dicho “las fragancias se recogen en frascos pequeños” y este pueblo no es menos. Pequeño pero con un valor incalculable. Reúne naturaleza, caseríos, gastronomía y leyendas.

Su encanto aumenta conforme se va descubriendo el mismo. Zugarramurdi acoge la iglesia de la Asunción, punto obligatorio de visita.

Zugarramurdi tiene dos implacables lugares que reúnen la gran mayoría del turismo de este pueblo. Por un lado, a escasos minutos de la localidad, nos encontramos con la Cueva de Zugarramurdi, conocida por ser lugar de reuniones de brujas. Constituye una impresionante cavidad cárstica superficial sobre la que ha sido erosionada por una continua corriente de agua, la cual alcanza de 120 metros de longitud. Por otro lado, se encuentra el Museo de las Brujas, antiguo hospital que retrata la sociedad del siglo XVII conmemorando la memoria histórica y mostrando cómo era la vida cotidiana. Un homenaje a las personas, hombres y mujeres, que fueron víctimas de una ola de pánico brujeril, y de una Inquisición que necesitaba imponer su autoridad.

Para conmemorar este curioso pasado, el 18 de Agosto se celebra en la Cueva de Zugarramurdi una fiesta gastronómica en la cual se asa cordero “a la estaca”.

Hotel Muskilda os asegura que este maravilloso pueblo no os dejará indiferentes.