Tudela, segunda ciudad por tamaño de la provincia está situada al sur de la Comunidad Foral de Navarra con alrededor de 35.000 habitantes. Con un gran pasado musulmán, conversa un maravilloso casco histórico el cual es fácilmente reconocible y que Hotel Muskilda, os aconseja realizarlo a pie.

Fundada en el año 802, es una de las ciudades de origen islámico más importantes de España. En esta convivieron durante casi 500 años musulmanes, judíos y mozárabes, quiénes imprimieron a la ciudad ciertas características culturales y arquitectónica que a día de hoy todavía perduran. Se puede observar en sus callejuelas, pasadizos y murallas.

La joya por excelencia de la ciudad es la catedral de Santa María, antigua mezquita que se construyó en 1880. En cuanto a la arquitectura civil, la Torre Monreal adquiere una relevante importancia ofreciéndonos una espectacular vista panorámica de la ciudad de Tudela en la que podemos observar un fantástico atardecer.

Como punto de encuentro de la ciudad está la Plaza de los Fueros que desde antaño ha sido muy utilizada por todos los tudelanos y tudelanas. Pero no todo es clásico, sino que Tudela tiene desde 1996 una de las mejores obras ferroviarias en cuanto arquitectura por su novedad en el diseño y funcionalidad, estación de tren que recibió el galardón Brunel.

Tudela también es muy conocida por sus sabrosas y exquisitas verduras como alcachofas, espárragos, cogollos o cardos, conocidas popularmente como “verduras de la Ribera”. Esto se debe por su situación geográfica, situada a orillas del rio Ebro.

Hotel Muskilda os proporciona varios motivos por los que visitar esta imponente ciudad:

Por su fabulosa materia prima: Se puede disgustar hasta 28 tipos diferentes de verduras.

Por su imponente patrimonio monumental musulmán.
Por sus fiestas y tradiciones.
Excelentes senderos situados alrededor del rio Ebro para disfrutar de una maravillosa jornada de senderismo o ciclismo.