Hoy os vamos a presentar uno  de los pueblos más atractivos del Pirineo Navarro. Uno de los pueblos que mayor número de turistas atraen y que podréis visitar desde Urroz, debido a que la distancia es muy próxima. Ochagavía es bonito por todo. Por sus calles, por su arquitectura tan típica del Pirineo como por sus paisajes. Las puestas de sol al atardecer tienen un encanto indescriptible. Es un pueblo muy pintoresco que a los aficionados de la fotografía y la imagen en general les va a cautivar.

Ochagavía se encuentra al norte del Valle de Salazar y se caracteriza por que en él cruza el río Anduña. Además, el paisaje se completa con la presencia de pinos y hayas, una flora muy típica de la Selva de Irati, con quien colinda.

Historicamente, Ochagavía es un pueblo con historia. De hecho, se remonta al siglo XI. Tal y como hemos contado antes, Ochagavía se caracteriza por sel el típico pueblecito del Pirineo Navarro. Y eso se percibe en su arquitectura, en sus casa, con fachadas de piedra, tejados de pizarra y zonas de escalera. El puente de piedra medieval que cruza el río es uno de los puntos más atractivos del pueblo, donde podrás sacar fotografías realmente espectaculares.

Las calles se completan con palacetes medievales de los siglos XVIII y XIX con escudos nobiliarios fabricados en piedra. La iglesia de San Juan Evangelista también es de obligada visita gracias a la presencia de hasta tres retablos renacentistas del siglo XVI.

Si vais a Ochagavía os recomendamos perderos por sus estrechas calles mientras paseáis y disfrutaís cada uno de los rincones de esta bella localidad navarra.